18 JA de Yaritagua llegan a las alturas de la Sierra la Culata en Mérida, buscan medallón de plata

Posted on Sep 13 2019

Miembros de "Fejansy" cumpliendo requisitos para medallón de plata en Mérida
Séptiembre 13-2019|Yaritagua-Yaracuy

En este 2019 La Iglesia Adventista del Sétimo Día ha llevado a cabo dos actividades juveniles de mucha envergadura.

La primera de ellas tuvo lugar a principio de este 2019 en Brasil, donde los Conquistadores de la División Sudamericana, realizaron su camporee bajo el lema “La mejor juventud” en el mes de enero. 90.000 conquistadores de toda la división sudamericana se reunieron en la ciudad de San Pablo.

La otra gran actividad tuvo lugar en Oshkosh, Wisconsin EE:UU del 12 al 17 de agosto en el camporee mundial que tuvo como lema “Chocen” “Elegidos” en español. Más de 50.000 jóvenes se citaron para un total enriquecimiento espiritual, compartir y competir y darle rienda suelta a toda esa energía y creatividad propia de la etapa juvenil.

Actividades como estas probablemente distan mucho de lo que jóvenes como Luther Warren y Harry Fenner tenían en mente. De 17 y 14 años respectivamente en los lejanos 1897, ambos, se pudiera decir, son los fundadores del movimiento juvenil adventista.

Inicialmente ellos comenzaron organizando reuniones solo para jóvenes en Hazelton, Michigan en un cuarto de la casa de los padres de Luther. El objetivo de este primer grupo de jóvenes era promover el trabajo misionero, encontrar fondos para la literatura misionera e incentivar la temperancia.

Fueron los primeros pasos de una historia que nos lleva a 1899 cuando la Asociación de Ohio, en Mount Vernon (EUA), creó oficialmente un departamento de jóvenes; pero no fue sino hasta 1907 cuando la (AG) de los Adventistas del Séptimo Día organizan oficialmente el departamento de jóvenes.

 
Hoy son múltiples y varias las actividades que en la iglesia se realizan. Una de ellas tuvo lugar en El Parque Nacional Sierra de La Culata en los andes venezolanos a unos 3.000 metros de altura sobre el nivel del mar donde un grupo de jóvenes  adventistas de “Fejansy” (Federación de jóvenes del norte y sur de yaritagua) de la zona II en la Misión Venezolana de Yaracuy llevaron a cabo actividades propias de requisito para los meritos requeridos al medallón de plata uno de los grados más estimables del ministerio juvenil adventista.

De acuerdo a información suministrada por el Pastor del distrito II, David Castro, los preparativos comenzaron en enero de este año con un grupo cercano a los 40 participante, pero luego de los respectivos filtros, y ante la exigencia de alcanzar los objetivos propuestos,  quedaron solo 18 participantes, los cuales el día 31 de agosto partieron hasta el estado Mérida en Venezuela en busca de las cumbres andinas.

Te puede interesar: Adventistas noruegos se relacionan con el público y se encuentran con políticos en la feria callejera


“Atravesamos 16 montañas hasta alcanzar el pico de Los Romeros donde pudimos observar una nevada, la temperatura estuvo por debajo de los 10°. Fueron 5 días de caminata para un total de 108 Km de recorrido. Pernoctamos en la Sierra de la Culata siendo esta actividad de gran bendición” indicó Castro a la redacción de Omega Estero 97.3 FM.
 
El grupo de 18 jóvenes que participaron de este evento han cumplido con la primera parte de las exigencias para obtener el grado meritorio para el medallón de plata de los JA.

David Castro, pastor adventista en yaritagua,  ha comparado la exigencia de la actividad al mismo nivel de la vida espiritual. “No podemos permanecer en una vida cristiana “Ligth” solo yendo a los cultos regulares, sábados, domingos y miércoles. Cuando nos entregamos a trabajar para Dios es cuando empezamos a alcanzar proezas. Cada uno de esos jóvenes que ascendieron a La Sierra La Culata obtuvieron una nueva experiencia de cómo se encontraron con Dios, fueron muchos los peligros a los que estuvimos  expuestos y de todos ellos nos libró el Señor”  afirmó Castro.

"Fejansy" tiene previsto realizar los actos de grado de este primer grupo hacia finales de octubre – principios de noviembre. Desde ya se está trabajando en un nuevo grupo de aventureros para una segunda promoción. Los planes de las nuevas experiencias apuntan hacia el “Salto Ángel” en la “Gran Sabana.